domingo, 2 de noviembre de 2014

A whole new world

A veces los momentos, las personas, los detalles, son tan increíbles que nos cuesta creer que de verdad existan.
Como cuando encuentras a esa persona que con solo mirarte, abrazarte, o besarte te da toda la tranquilidad y la paz que llevabas buscando hace años.
O como esos lugares que cuesta encontrar, o que quizás están ahí, a simple vista, pero sea como sea, no te cansas de ellos. De esos lugares en los que podrías quedarte a vivir.
O como ese momento, cuando se juntan esa persona tan increíble y ese lugar que tanto adoras, ese momento tan... Indescriptible. Tan jodidamente difícil de creer que es la realidad, que está pasando, que no quieres intentar comprobar si es verdad que estás ahí con la mejor persona que podrías estar, por si acaso se acaba. 
Pero claro, alguien dijo alguna vez que todo lo bueno se acaba. Y por desgracia, qué maldita razón llevaba... 
Aunque joder, ¿sabéis qué? Llega un momento que sabes que aunque se acabe, se volverá a repetir. No sabes cuándo, probablemente no vuelva a suceder en años, o en meses, o en días, pero aquí el tiempo deja de importar porque esa tranquilidad y esa paz, ya están dentro de ti. 
Tampoco sabes cómo, si será en alguno de esos lugares taaaaan increíbles, o tal vez sea esa persona quien convierta un típico parque lleno de niños jugueteando y correteando en un lugar más donde desaparezca todo lo que os rodea y de repente estéis solos, sin importar nada del mundo y sus desastres. Porque ya no quieres saber nada de desastres si no es él o ella quien te los provoca a ti, en tu interior.
Y que no, que no es comparable ninguna sensación a la corriente de qué se yo que te recorre el estómago cuando te mira fijamente a los ojos y sientes que te podrías perder en ellos. Y digo una corriente de 'qué se yo' porque no chicos, no son mariposas. Si algo fuesen, serían algo mucho más fuerte que unas simples mariposillas... 
Y qué queréis que os diga, joder, pues que podría quedarme en nuestro mundo ideal toda la vida. Prometo mantenerlo....

No hay comentarios:

Publicar un comentario