lunes, 24 de diciembre de 2012

Bueno, estoy aquí para que tengas claro que ya pasó. Ya pasó tu turno. Quiero que sepas que, ni tú ni nadie, me quita la sonrisa. NO HOY.

sábado, 8 de diciembre de 2012

De nuevo tú. . .

Pensaba mandarte una carta. Una carta en la que te contase todos y cada uno de mis sentimientos, de lo que siento desde que no estás aquí. De lo muerta que me siento por dentro desde que te has olvidado de que existo. Estuve totalmente segura de que te la mandaría, pero... ¿merecerá la pena?

domingo, 2 de diciembre de 2012

Queda prohibido.

Queda prohibido llorar sin aprender, levantarte un día sin saber que hacer. Tener miedo a tus recuerdos. Queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo. No convertir en realidad tus sueños. Queda prohibido no demostrar tu amor, hacer que alguien pague tus deudas y el mal humor. Queda prohibido dejar a tus amigos, no intentar comprender lo que vivieron juntos, llamarles sólo cuando les necesitas. Queda prohibido no ser ante la gente, fingir ante las personas que no te importan, hacerte el gracioso con tal de que te recuerden, olvidar a toda la gente que te quiere... queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo, tener miedo a la vida y a sus compromisos, no vivir cada día como si fuera un último suspiro. Queda prohibido echar a alguien de menos sin alegrarte, olvidar sus ojos, su risa, todo porque sus caminos han dejado de abrazarse. Olvidar  su pasado, y pagarlo con su presente. Queda prohibido no intentar comprender a las personas, pensar que sus vidas valen más que la tuya, no saber que cada uno tiene su camino y su dicha. Queda prohibido no crear tu historia, no tener un momento para la gente que te necesita. No comprender que lo que la vida te da, también te lo quita. Queda prohibido no buscar tu felicidad, no vivir tu vida con una actitud positiva. No pensar en que podemos ser mejores, no sentir que sin ti... este mundo no sería igual. 
No sería igual... queda prohibido... 

Pues eso..

http://www.youtube.com/watch?v=vIGnW-aVXXY
Ahora, cuando tengo las manos heladas, la punta de la nariz roja del frío, y estoy tiritando es cuando más te echo en falta. Echo en falta que me cojas las manos y y me las aprietes fuerte con las tuyas, o que me llames Rudolf por tener la nariz roja y me des un beso. O simplemente echo de menos que me digas 'deja de tiritar pequeña, aquí estoy yo..' y me abraces muy fuerte. Son pequeños detalles los que me hacen recordarte día a día. Besos debajo de la lluvia después de un intento tonto de llegar a mi casa sin mojarnos, que me dieses la mano por debajo de la manta mientras veíamos la tele en el salón con mis padres, que siempre que comíamos gusanitos y me manchaba la boca te rieses de mi  y me dijeses, 'eres una enana, pero te amo' , echo de menos tus.. 'prométeme que esto es para siempre, porque yo sin ti no puedo, de verdad que no puedo'... te echo de menos a ti. Ya no sé que hacer de verdad, no puedo. Sin ti no.


Si me arrancaste de ti, ¿pa' qué me dejaste vivo?