lunes, 24 de noviembre de 2014

Yo sigo respirando.

Yo haría toda clase de locuras por amor. Locuras de esas que están prohibidas, que están mal, o que esconden mil secretos que jamás saldrán de mi boca.
De esa clase de locuras que ni yo misma crea que he hecho, porque en situaciones normales, no las haría. Sin embargo, por amor, ni me las pensaría. Si no se hacen esa clase de locuras, ¿qué sería del romanticismo?
Me escaparía en medio de la madrugada sin que nadie se entere, solo para verte o para darte las buenas noches. 
Lo dejaría todo, sea cuando sea, para estar contigo, si me lo propones.
El problema es que tú no eres de ese tipo de personas. Tú no harías ninguna clase de locura por mí. 
Ni me las propondrías... Ni siquiera se te ocurrirían. Al menos ahora.
Yo necesito esas situaciones, que te suben la adrenalina y hacen sentir que el amor está ahí, cuando crees que todo se está volviendo monótono y ya no es lo mismo, ¡zas!
Recuerdo situaciones en las que incluso yo misma me he dado cuenta de que está mal. Que no debería hacerlo, pero joder, sabía que te provocarían esa sonrisa que solo te sale cuando algo te sorprende, y qué carajo importa todo lo demás si tú me vas a sonreír de esa manera...
Al igual que salir en medio de una tormenta, es una de esas locuras pequeñitas, pero que a pesar de ser pequeñitas, despiertan una gran felicidad. Porque felicidad, era correr contigo por medio de la calle, mirándonos y sonriendo porque estábamos calados hasta los huesos. Felicidad, ese momento en que parabas y me besabas. 
Tu olor, tu estúpido olor que me hacía sentir como en casa cuando te abrazaba. O esas frases que me soltabas de vez en cuando y me dejaban sin respiración..,. 'hasta que uno de los dos deje de respirar'
O tu mirada de niño pequeño con la que transmitías más que con las palabras....
Necesito volver a esos momentos, verte sonreír y que me vuelvas loca. Que me propongas locuras, y las acepte sin pensarlas dos veces. Que no me importe nada más solo porque estoy contigo.
Despertar mi adrenalina y dormir de nuevo a la monotonía, contigo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario